Castellano

Servicios

Ofrezco servicios de coordinación de proyectos de construcción dirigido principalmente a clientes del norte de Europa.

  • Compra inicial de terrenos, análisis de ubicación, conexión a infraestructuras: agua, luz (de la red, o sistemas de energías renovables), acceso a internet.
  • Desarrollo del proyecto, reuniones con aparejadores y arquitectos de los ayuntamientos y de la comarca.
  • Presupuestos y contratos de obra.
  • Coordinación del proyecto. Contacto y comunicación efectiva en persona entre clientes, arquitectos, contratistas y administración con varios medios: WhatsApp, Dropbox, Skype y correo electrónico tal y como sea necesario.
  • Traducción rápida de documentos, planos, correos electrónicos, etc.
  • Traducción simultánea en visitas de obra o reuniones de oficina.

Quien soy

Me llamo James McConachie, tengo la suerte de poder vivir en el espectacular comarca del Matarraña, aquí en Aragón. Yo me dedico a compartir un poco de esta suerte, el buen juicio y a hacer realidad proyectos de construcción y rehabilitación, tanto para vivienda particular, como los destinados a turismo rural.

A la faena

Si se trata de rehabilitar un edificio existente, o hacer un proyecto de casa desde cero, si es algo con un presupuesto grande o algo más sencillo y económico, mi contribución simplificará el proceso, ahorrando tiempo, dinero y evitando problemas que no nos interesan. Asumiré un papel esencial en el desarrollo del proyecto.

Tengo muchos años de experiencia, tanto aquí en Aragón como en Andalucía y más allá. Mis contactos; arquitectos, albañiles, gremios y gente de la administración nos ayudarán a facilitar cualquier proyecto aquí en el Matarraña y alrededores.

Yo reconstruí mi masía, en las afueras de Valderrobres, uno de los pueblos más bonitos de España y capital administrativo del Matarraña. Hice gran parte de las obras solo, aprendiendo mucho de métodos, tradiciones y arquitectura autóctona, haciendo muchos amigos nuevos y conociendo de primera mano los retos y problemas de un proceso complicado.

No sugiero que algún cliente haga algo así, si no se siente muy valiente. Al contrario, mi papel en el proyecto es asumir responsabilidad de los trabajos coordinadores esenciales, liberando al cliente para poder disfrutar del viaje. Comienzo a buscar y analizar fincas o edificios ya existentes, pasando a la fase de soñar, diseñar y contratar los profesionales ideales seleccionados para el proyecto.

Claridád

Si me contrata un cliente, le cobro para ahorrar tiempo y dinero. Un proceso totalmente trasparente. No vendo terreno o inmuebles y nunca cobro comisiones ni porcentajes oscuros. Los profesionales con quien trabajo son en los que confío: trabajadores, innovadores, abiertos y con mucha experiencia de clientes del norte de Europa. Buena gente que conozco, seleccionada para el cliente y el proyecto.

¿Que se requiere?

Construcción sin estrés

He disfrutado trabajando con buena gente en muchos proyectos muy interesantes. Me encanta llevar el proyecto desde los primeros contactos con arquitectos, contratistas y los demás, desarrollando y organizando la infraestructura necesaria; agua de la red municipal, pozos particulares, el reto de energías renovables en viviendas aisladas y tecnologías nuevas. Cuando tenemos los planos dibujados, navegaremos el proceso urbanístico con el mínimo estrés y sin complicarse la vida.

Con el proyecto en marcha, quedamos con el cliente para mirar presupuestos o contratar los constructores, carpinteros e instaladores o lo que haga falta, todos al tanto con las más recientes innovaciones y técnicas.

En reuniones, asistiré por parte del cliente, escuchando, representando sus intereses, pasando dudas y preguntas a través de WhatsApp, Skype o simplemente por teléfono. Con nuestros dispositivos móviles nunca hemos estado mejor preparados, compartiendo planos, dibujos, fotos y acabados que pueden ver todos los del equipo. Si el cliente está en Londres, Berlin u Amsterdam, aseguraré que el proyecto inspira.

Misión

Siempre me quedo muy alucinado por los pioneros que abandonan su vida para construir un futuro en un otro lugar totalmente distinto. Merecen toda la ayuda que les podemos ofrecer.

Cualquier proyecto de construcción, sobre todo, en un nuevo país, es probablemente el proyecto más grande e importante de la vida. Lamentablemente, a veces lo que empieza llena de ilusión queda estancada en incertidumbres, confusión y equivocación.

Esto es totalmente innecesario. Una pequeña inversión en comunicación efectiva, facilitará y desbloqueará cada aspecto del proyecto, liberando al cliente para poder disfrutar del proceso, ahorrando tiempo y dinero, en vez de un proyecto mal coordinado, en que los clientes no entienden que pasa, o no pasa, y porque no. Establecido aquí desde hace 13 años, entiendo bien lo que necesitarán y lo que no.

No obstante, hay motivos quizás más nobles que me animan. Hemos prosperado aquí en el asombroso Matarraña desde que nos fuimos de Londres en 2006, abrumados por la calidez y generosidad de la gente. Quiero devolver algo a la comunidad, facilitando comercio e inversión y participando con mi granito de arena, ayudando al desarrollo de la economía y abriendo paso a nuevas oportunidades. Así frenamos el proceso de despoblación, dando vida nueva a los pueblos tan graciosos de la zona.